EL MUNDO, SEGÚN PETERS

martes, 11 de mayo de 2010

Origen divino del poder del monarca absoluto

“Considerad al príncipe en su gabinete. De allí parten las órdenes que hacen marchar concertadamente a los magistrados y a los capitanes, a los ciudadanos y a los soldados, a las provincias y a los ejércitos de mar y tierra. Es la imagen de Dios que, sentado en su trono en lo más alto de los cielos, hace marchar a toda la naturaleza(...). En fin, reunid las cosas tan grandes y augustas sobre la autoridad real. Ved un pueblo inmenso reunido en una sola persona; ved este poder sagrado, paternal y absoluto; ved la razón secreta que gobierna todo el cuerpo del Estado encerrada en una sola cabeza: estáis viendo la imagen de Dios en los reyes y tenéis la idea de la majestad real.”

Bossuet, Política sacada de las Sagradas Escrituras


Como podéis observar, este texto versa sobre el poder absoluto, y su origen divino. Evidentemente, nada más contrapuesto a las ideas de Locke, y, por supuesto, de Rousseau. La cuestión es: ¿por qué las ideas del filósofo francés se oponen a las del autor de este texto?

1 comentario:

Julian dijo...

La monarquia absoluta es algo exagerado, ya no es creencia en Dios o no, sino que como bien explicaste en clase eso de que los nobles, el rey, etc no paguen nunca nada, ni trabajaen, y no tengan que hacer nunca nada aunque haya una gran crisis. Menos mal que hoy dia en España hay una democracia bastante estable, aunque no es una democracia total porque a la hora de tomar decisiones no nos tienen en cuenta, por ejemplo como debatiamos en clase con el tema de prestar dinero a Grecia estando nosotros inmersos en una crisis economica.