EL MUNDO, SEGÚN PETERS

sábado, 20 de mayo de 2017

jueves, 18 de mayo de 2017

El "Estado moderno"

La Monarquía Hispánica: el cambio de dinastía

Desde el siglo XV se conforman, en la Península Ibérica, las monarquías autoritarias entendidas como esas formaciones políticas en las que el monarca dispone de un poder considerablemente mayor que los reyes anteriores. Es la Monarquía autoritaria, que en el caso de la península implica la unión de las dinastías de los Trastámara castellanos y aragoneses, pero, posteriormente, su sustitución por los Habsburgo. 




Estos reyes, de origen alemán, reinaron sobre territorios muy diversos que tenían como vínculo objetivo la figura del rey, y la religión católica, sobre la que se legitimaba






jueves, 11 de mayo de 2017

Iglesia de la Vera Cruz, en Segovia, un ejemplo de arte de la Orden de Malta

Como ejemplo de arte de la Orden de Malta encontramos esta iglesia concebida como un plan central, en un estilo de transición entre el Románico y el Gótico














































Arquitectura renacentista en Castilla: Nuestra Señora de las Angustias de Valladolid

Ya sabemos que, a lo largo de los siglos XV y XVI se desarrollan las formas del Renacimiento en arquitectura. Es decir, se aplican las ideas del Humanismo en filosofía al diseño de edificios. 

Así pues, comprobamos la existencia de iglesias en las que se emplea la proporción con el entorno y respecto de la figura humana, ideas ellas propias del Humanismo. En concreto, como los arquitectos y tratadistas de arquitectura necesitaban unos modelos que pudiesen desarrollar estas ideas, huyeron de las formas góticas y se refugiaron en la recuperación de los modelos clásicos de Grecia y Roma.  

En el caso que nos ocupa, Nuestra Señora de las Angustias de Valladolid, nos encontramos con un templo de Juan de Nates, donde utiliza los modelos de Bramante y de la catedral de la ciudad castellana donde se encuentra el edificio. 

La fachada consta de dos cuerpos. El inferior, diseñado en forma de arco de triunfo, flanqueado por dos pares de columnas corintias. El superior, rematado por un frontón de influencia clasicista (los templos griegos y romanos), donde se abre una ventana adintelada flanqueada por otros dos pares de columnas, esta vez compuestas, siguiendo la ordenación ascensional de los órdenes que ya da Vitruvio

Juan de Nates, como arquitecto de esta obra, se valió de los artífices más destacados de aquella ciudad que entonces era Corte: Gaspar de Vallejo, Martín de Uriarte, Juan de la Celaya, Juan de Rozadilla, Hernando de Munar, Juan de la Muela y Juan del Valle. 

En cuanto al interior,  se organiza en una nave de dos tramos cubierta mediante una bóveda de arista y con capillas laterales entre los contrafuertes y crucero con cúpula de media naranja y linterna.

Podemos encontrar en el retablo mayor del presbiterio el Misterio de la Anunciación, obra de Francisco de Rincón, la parte escultórica, mientras que el ensamblaje es de Cristóbal Velázquez basado en modelos de Juan de Nates.

 El retablo combina, en su programa iconográfico, la escultura con las pinturas recientemente descubiertas de la Fe y la Caridad, además de la Fortaleza y la Prudencia. Una de las capillas laterales es de mayor tamaño que el resto. 

Esta capilla, construida a principios del siglo XVIII, muestra un interesante espacio ochavado cubierto con cúpula y linterna, al que se abre otro espacio que sirve de camarín, donde se encuentra la imagen titular, Nuestra Señora de las Angustias, en madera policromada, obra del escultor Juan de Juni, de excepcional calidad y una de las obras más conocidas de su autor. De esta capilla fueron encargados para su construcción el maestro de cantería Francisco Pérez y el escultor Gregorio Díez de Mata, así como el pintor Manuel Peti y el dorador Santiago Montes.





martes, 9 de mayo de 2017

Basílica de San Vicente. Ávila

Construida en "piedra caleña" (arenisca de tonos anaranjados y amarillentos, con vetas rojas por la cantidad de óxido), la piedra típica de la zona, se encuentra esta basílica tan importante del arte románico castellano. 

La planta es de cruz latina, rematada en tres ábsides (por las tres naves de que está formado el cuerpo principal de la cruz), y una más, que es el transepto, en este caso muy alargado.

Las naves están cubiertas por bóvedas de crucería, abiertas por arcos ligeramente apuntados, ya que se trata de un edificio de tránsito del románico al gótico. 

Entrada abierta por medio de un arco de medio punto, pero dividido por un parteluz, que anticipa el arte gótico. 





Sobre el pequeño nártex (propio de las plantas basilicales), una pequeña bóveda de crucería. 


Bóvedas de crucería en el interior´


Y tribuna lateral sobre las naves laterales



Virgen gótica