EL MUNDO, SEGÚN PETERS

lunes, 15 de febrero de 2010

SOBRE LA FALTA DE RECURSOS BÁSICOS EN EL PLANETA

Acabo de leer este artículo sobre la escasez de agua en Yemen, que he encontrado en EL PAÍS de hoy día 15 de febrero. Leedlo. No tiene desperdicio.

¿Qué consecuencias para la emigración y para la estabilidad política puede tener este hecho?

¿Qué diferencias observamos entre el consumo en los países ricos, y el consumo en los países pobres?

2 comentarios:

juan francisco dijo...

Hoy, la producción mundial de alimentos aumenta algo más deprisa que la población, pero no lo suficiente para un progreso sustancial y además desequilibradamente entre los países ricos y pobres. Hoy la distribución de los recursos en relación con la población es muy desigual , luego los países que no cuentan ni con recursos ni con tecnología, podrían llegar a conformar un Cuarto Mundo con muy escasas esperanzas de progreso.

almenos esa es mi opinión.. no se que opinaras tu pedro..

y creo que la solución sería proporcionar a los habitantes de los países más desfavorecidos, medios para el control de la natalidad y oportunidades de desarrollar una vida digna, gracias al desarrollo y sobre todo a la educación, medio para transformar la sociedad y darle la oportunidad de exigir los derechos que les corresponden. Pero esta solución está en manos de los países del llamado Primer Mundo, que se sostienen en los anteriores, por lo que no les interesaría.

Pedro A. Amores Bonilla dijo...

En principio, hay una clara diferencia entre la productividad generada por los medios de producción de los países dependientes, sobre la productividad generada por los medios de producción de los países ricos, en general mucho más tecnificadas.

Respecto a tu opinión sobre el control de la natalidad, ese es un tema muy delicado y controvertido. Es cierto que puede parecernos irresponsable que no se toemn medidas, pero no olvidemos que, en multitud de ocasiones, altas tasas de natalidad por familia garantizan la entrada de ingresos en una unidad familiar, porque los niños, en lugar de estudiar, trabajan. No digo yo que no esté de acuerdo, sino que eso se debe matizar. Además, en general, ese argumento, utilizado desde los territorios más ricos, puede dar lugar a inhibirse y pensar que la responsabilidad en la redistribución de los recursos está en la adopción de medidas poblacionales restrictivas. No sólo. Nosotros debemos ayudarles, disminuir nuestros niveles de consumo, y favorecer una mejor redistribución de los recursos.